Todos los seres humanos tenemos la necesidad imperiosa de comunicarnos con nuestros semejantes, estar en contacto con ellos, que nos conozcan y conocerlos. A nivel mundial, personas de todas las edades, culturas, aficiones y condiciones sociales hacen uso de la red social por excelencia: Facebook.

Después de un arduo estudio psicosocial os desgranamos los diferentes tipos de usuarios que se encuentran entre nuestros “amigos Facebook”:
-El bloguero: este usuario, acostumbra a publicar todos los días, entre 1 o 4 veces. Publica sobre las aficiones que practica y comparte todo aquello del mundo al que pertenece y defiende. Hace extensas publicaciones sobre sus experiencias y expectativas, recibe un gran engagement de sus amigos y compañeros y es un todo un coach en potencia.

-El cotilla: persona que nunca o casi nunca publica nada. Su vida es una incógnita para su resto de amigos Facebook pero para él la tuya no. Usa la red social habitualmente para cotillear y saber de la vida de los demás para comerntarla, eso sí, fuera del entorno digital. Se nutre de la vida de otros sin ofrecer nada a cambio.

cotilla de facebook

-El trimestral: Persona reservada, que tenga o no experiencias que contar decide que Facebook no es el lugar más adecuado para ello y prefiere guardar su privacidad. No suele prestar mucha atención a las redes sociales y solo publica cada 2 o 3 meses estados muy significativos o sube fotos que piensa que son dignas de ser vistas, eso sí, muy selectas. O bien, en otros casos, su actividad social queda relegada a cuando terceros le etiquetan en una publicación, lo cuál es ser una incógnita porque suelen tener activo el control de etiquetas (Facebook te pide permiso para que la etiqueta aparezca en tu muro o no) y puede ser que una foto del fin de año aparezca en el equinocio de verano.

-El profesional: todos tenemos vida profesional (o lo intentamos) pero esta persona se empeña en continuarla por la Red. Publicaciones cada 2 o 3 días sobre temas relacionados con sus estudios o profesión. Convierte su muro en un portfolio profesional llegando incluso a parecerse seriamente a LinkedIn.

-El postura culto: ser inteligente, está de moda. Publica de su vida lo justo, y muy selecto. Habitualmente sube frases inteligentes o fotos de sus experiencias más “cool”. Se empeña en mostrar lo culto y versado que está (o lo intenta) haciendo reflexiones sobre temas de su interés o compartiendo enlaces con contenido lo más cultural y exclusivo posible. Suele aparecer un par de veces por semana y sobretodo por las noches, que es cuando puede “descansar”.

-El seductor/a: pasar por la etapa de soltería suele significar una dura búsqueda de pareja (estable o no, eso ya depende del usuario). Por eso, qué mejor opción que mostrar su mejor cara, postura, torso y morritos (en el peor de los casos) para que los pretendientes/as puedan ver el “material”. Suele publicar entre miércoles y domingo tarde. Empezando con estados y terminando con fotos de lo vivido el fin de semana.

poner morritos con mascota

-Los padres: mención aparte tiene mi grupo favorito. Nos quieren, y se nota, pero no vale con eso: se tiene que enterar todo el mundo. Suelen publicar poco contenido original suyo, pero suelen compartir frases típicas que exaltan el amor paterno filial. Su  frecuencia de publicación es un enigma, pero suele ir vinculada a las publicaciones de su prole, publicaciones a las que acuden prestos a comentar y dejar su huella de amor inigualble: -“Qué guapo!”, -“Gracias mamá, tú que me ves con buenos ojos…”

Por último, reseñar que es muy habitual que haya mezclas entre los grupos, llegando a haber mezclas extrañas a priori, como el “postura culto – soltero”, que puedes compartir un enlace del último descubrimiento sobre el Bosón de Higgs y al rato subir una foto con el torso descubierto en una concurrida playa del Mediterraneo poniendo morritos y tomando un mojito.

Y tú, ¿con cuál te identificas?

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas; No se completará ningún pedido. Descartar